Presión correcta en la estación de aire comprimido

La presión en la estación de compresores es correcta, pero no llega a los puntos de consumo.
¿Por qué pasa eso?

No es extraño que “la culpa” sea con frecuencia de las mangueras, los enchufes rápidos o de los reductores de presión. Pero muchas veces, la presión en los puntos de toma de la red principal es ya demasiado baja: puede suceder, por ejemplo, que de la presión original, de entre 6, 8 y 7 bar, lleguen a los consumidores solamente 5 bar. La solución que se le suele dar a este problema es la más rápida: “Pues subimos la presión de la estación 1 bar y ya está”. Pero no es conveniente hacerlo, ya que cada bar que se aumenta hace que suba el consumo de energía en un 6 %, además de las pérdidas por fugas. Lo mejor es buscar las causas y consultar con un especialista.

Origen del problema en la red de tuberías

Presión correcta en la estación de aire comprimido

Figura 1: Partes principales de un sistema de distribución de aire comprimido: Tubería principal (1), tubería de distribución (2), tubería de conexión (3), secador (4), unidad de mantenimiento/manguera (5)

Si la presión que sale del compresor es correcta y los aparatos de tratamiento no provocan una reducción excesiva, el fallo puede estar en la red de tuberías. La red se divide en tres partes: Red principal, red de distribución y red de conexión (figura 1). En un sistema de aire comprimido optimizado se dan comúnmente las siguientes pérdidas de presión:

Eliminar los “cuellos de botella”

Las redes principales y de distribución suelen estar correctamente dimensionadas, pero las de conexión son con frecuencia demasiado estrechas. El diámetro de las tuberías no debe ser inferior a DN 25 (1“). KAESER KOMPRESSOREN ofrece una herramienta específica en su página web para calcular el diámetro exacto de las tuberías. http://www.kaeser.de/service/ wissen/rechner/druckabfall/.

Observar la conexión correcta

Con el fin de evitar posibles daños debidos a la presencia de humedad, la conexión entre la red de distribución y la de conexión habrá de realizarse por medio de un “cuello de cisne” (figura 2). Solo podrán conectarse ambas redes con una tubería de bajada directa (figura 3) si está totalmente garantizado que no se vaya a formar condensado de agua. La conexión óptima con una pérdida de presión máxima de 1 bar desde la salida del compresor hasta el punto de consumo sería la que se muestra en la nota Óptima presión – Mayor eficiencia energética.

Presión correcta en la estación de aire comprimido

Figura 2: Cuello de cisne

Presión correcta en la estación de aire comprimido

Figura 3: Tubería bajada directa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *