Un futuro sustentable por la eficiencia del contracting

Reducción de CO2 con la técnica de compresores más moderna. Un pensamiento optimista y positivo guía al grupo de empresas familiar PRETTL Group: “El futuro está en la ecología”. Y PRETTL lo dice en serio, ya que este grupo, activo en multitud de ramas en todo el mundo, pone en práctica sus actividades de sustentabilidad de manera global, uniendo todas las áreas de negocio y empresas individuales bajo esta divisa común. El grupo de empresas trabaja desde la creación de su sistema de gestión de la energía en 2016 para conseguir el ambicioso objetivo de la neutralidad de carbono, que quiere alcanzar en todo el grupo empresarial en los próximos años.

PRETTL

Este proveedor de la industria de la automoción fabrica sistemas eléctricos para automóviles, como bobinas, válvulas y elementos de control acordes a las especificaciones de sus clientes.

En 1953 se fundó en la ciudad suaba de Pfullingen la empresa metalúrgica de Franz W. PRETTL, que fue la semilla del grupo. Actualmente, los tres grupos PRETTL (producción, participación e industria) ocupan a más de 10 000 empleados repartidos entre más de 40 empresas independientes y que están repartidas por todo el mundo. La dirección se encuentra ya en tercera generación, representada por los accionistas Willi y Johannes PRETTL. El PRETTL Group se divide hoy en los sectores Automotive, Electronics, Energy, Components & System y Strategic build-up. El grupo gana aproximadamente la mitad de su volumen de ventas con el sector automotriz (con la empresa PRETTL GmbH Magnet- und Schaltertechnik, entre otras): en él producen soluciones de acuerdo a las especificaciones de los clientes para sistemas eléctricos de automóviles, sistemas de inyección, bobinas, válvulas, elementos de control y sensores.

Sustentabilidad gracias a los números característicos

Cuando se introdujo el sistema de gestión de la energía en 2016 también se hizo pensando en la sustentabilidad y la ecología. “Con él hemos creado las condiciones para analizar, valorar y reducir de manera durable y en periodos calculables el consumo de energía del PRETTL Group, con la ayuda de métodos y estrategias profesionales”, nos dice Peter Bley, responsable de gestión de la energía del PRETTL Group. “Nuestro objetivo para los años que vienen es conseguir la neutralidad de carbono, para lo cual hemos acuñado el lema PRETTL GO ZERO”.

La realización de los objetivos de sustentabilidad comienza con la adquisición de equipos e instalaciones de bajo consumo. Naturalmente, también para el sistema de aire comprimido. Y como el año pasado había llegado el momento de sustituir los compresores, que ya tenían una edad y presentaban consumos altos, por una estación de aire comprimido moderna, buscaron evidentemente una instalación lo más eficiente posible con el fin de reducir de modo notable los costos de energía y emisiones desde el principio. Además, expresaron su deseo de contar con un sistema de recuperación del calor de los compresores para la calefacción de las oficinas.

Sustentabilidad y flexibilidad eran dos de los requisitos principales.

Confiabilidad y flexibilidad

En las naves de producción de la PRETTL GmbH Magnet- und Schaltertechnik (técnica magnética y de conmutación) funcionan un total de 40 unidades de producción en cadena en más de 3000 m2. El aire comprimido (6 bar) presta ayuda en todos los procesos para el accionamiento de los elementos y cilindros neumáticos. Un aire comprimido con problemas de disponibilidad es un “no-go” para una empresa proveedora del sector de la automoción, sobre todo cuando este tipo de problemas significarían uno mayor debido al encadenamiento de las unidades de producción, como nos explica Jochen Dümmler, ingeniero de proyectos en PRETTL GmbH Magnet- und Schaltertechnik. Por otro lado, había que tener en cuenta las fuertes oscilaciones de la demanda de aire comprimido, ya que hay muchas instalaciones y equipos que solamente se instalan provisionalmente, para hacer pruebas, y luego se vuelven a desmontar para llevarlas a otro emplazamiento.

SAM 4.0

Por lo tanto, la nueva estación de compresores debía garantizar también un alto grado de flexibilidad. Después de una evaluación exhaustiva con ADA (Análisis de la Demanda de Aire) y tras el asesoramiento de los comerciales de KAESER, el cliente eligió tres compresores de tornillo KAESER modelo ASD 50 (caudal 4,58 m3/min, presión máx. 8,5 bar, enfriados por agua y con recuperación del calor integrada), que ofrecen un alto rendimiento y confiabilidad con un bajo consumo de energía gracias al PERFIL SIGMA y a sus innovadores sistemas de accionamiento. El tratamiento del aire comprimido corre a cargo de dos secadores refrigerativos de bajo consumo TE 142. Un controlador maestro SIGMA AIR MANAGER vigila y regula todo el sistema.

Contenedores: una solución creativa ante la escasez de espacio

Compresores KAESER ASD 50 instalados en un contenedor.

Tres compresores de tornillo ASD 50 instalados en un contenedor.

La limitación de espacio disponible hizo que la estación de compresores no pudiera instalarse en una nave de producción. Por eso se tomó la decisión de montarla en un contenedor en el exterior. El controlador maestro SIGMA AIR MANAGER 4.0 también se encuentra instalado en el contenedor junto con la estación. Este controlador permite llevar a cabo una supervisión en remoto, lo cual garantiza una disponibilidad máxima. Las intervenciones del servicio técnico y los análisis de eficiencia también se gestionan por medio del controlador.

El SIGMA AIR MANAGER 4.0 regula la estación completa de manera eficiente y está en contacto constante con el centro de asistencia técnica KAESER.

Comprar o hacer contracting

SIGMA AIR UTILITY

Una vez que se hubieron decidido por la técnica KAESER, el responsable de energía, Peter Bley, se planteó la cuestión: ¿compra o contracting? Y se decidieron por la segunda opción, eligiendo el contracting de KAESER, SIGMA AIR UTILITY. Las ventajas de este concepto están muy claras: el usuario no compra más que el aire comprimido con una calidad definida, en cantidades acordadas contractualmente y no tiene que preocuparse de nada más. El riesgo de tener que realizar reparaciones y los costos de asistencia técnica también desaparecen. Y además de todas las ventajas respecto al control de los costos, la estación en régimen de contracting también supone una aportación a la sustentabilidad ecológica, ya que su grado de rendimiento se supervisa constantemente y la estación se controla para alcanzar la mayor eficiencia posible.

Peter Bley y Jochen Dümmler están muy satisfechos con la nueva estación de aire comprimido, que los ayudará a alcanzar sus objetivos de sustentabilidad y ecología con los últimos avances técnicos. “Los números característicos de energía actuales muestran que el consumo de electricidad de la nueva estación es aprox. 80 000 kWh menor que el del año pasado, lo cual equivale a una reducción de emisiones de CO2 de 48 toneladas”.

Fotos fuente: Kaeser Kompressoren. D3images on Freepik.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *