Naturalmente, de madera

El especialista en parquet ter Hürne confía en el aire comprimido KAESER.

Su belleza y su carácter natural hacen de la madera un material de construcción único, motivo de sobra para prestarle toda nuestra atención y aprovechar todas las posibilidades que brinda para crear un hogar saludable y con estilo. Es lo que ofrece la empresa familiar ter Hürne, de Renania del Norte-Westfalia, conocida por sus innovadores y atractivos pavimentos de madera, tarimas flotantes y vinilos, tanto en Alemania como en el extranjero. En el curso de sus más de 60 años de historia, la empresa ter Hürne se ha convertido en líder del mercado de su rama, tanto en el mercado nacional como en el internacional.

Coincidiendo de pleno con el milagro económico alemán, Otger ter Hürne funda su empresa en Südlohn (Renania del Norte-Westfalia) en el año 1959.

parquet ter Hürne

La gama de productos se compone al principio de marcos y jambas para puertas, pero el fundador tiene planes ambiciosos y sigue desde el principio una estrategia clara: quiere crear una compañía industrial. Estos planes toman forma rápidamente cuando se abren los mercados de exportación en la década de 1970. Mientras que el segmento central de la empresa se concentra en la década de los 80 en el sector de jambas y paneles de puertas, diez años más tarde, la empresa entra con éxito en el mercado de las innovadoras chapas finas para suelos, luego parquet y tarimas flotantes. En el cambio de siglo, la firma ya debía el 70 % de su facturación al sector de los recubrimientos para suelos. La técnica de unión introducida por ter Hürne “CLICKitEASY” establece una nueva manera de instalar revestimientos para suelos que es hoy líder del mercado.

Pero hay una cosa que no ha cambiado desde el inicio de la actividad de la empresa: hoy igual que hace 60 años, esta empresa familiar sigue asumiendo la responsabilidad de desarrollar productos saludables con los más altos estándares de funcionalidad, estética y durabilidad. La importancia de crear productos saludables se nota desde la misma selección de las materias primas. Los parquet de ter Hürne se fabrican en su totalidad de madera auténtica. Gran parte de la madera para las láminas centrales de sus productos proviene de su misma región. Para el acabado de las superficies, ter Hürne apuesta por materias primas naturales, como son los aceites de linaza y la nogalina. Un tratamiento especial con aceite permite que el parquet respire, lo cual es un factor importante para la salubridad y habitabilidad de los espacios.

Ecología y eficiencia

Maquinaria de ter Hürne para el tratamiento de la madera

El aire comprimido es necesario en toda la producción para accionar un gran número de equipos e instalaciones.

ter Hürne diseña soluciones sanas y “Smart” para pisos, acordes a las exigencias de calidad alemanas, al tiempo que asume su responsabilidad por medio de un pensamiento y una actividad sustentableas. Esto vale tanto para la calidad de los productos terminados como para el ambiente de trabajo de los empleados y en las naves y procesos de producción. Si una empresa industrial trabaja en la eficiencia energética y la sustentabilidad de sus procesos e instalaciones, también debe pensar indefectiblemente en su producción de aire comprimido. En una primera evaluación, quedó de manifiesto que existía un enorme potencial de ahorro, ya que el consumo total de electricidad de ter Hürne se elevaba a unos 4,5 millones de kWh p.a. al año, lo que corresponde aproximadamente al consumo de mil hogares de 4 personas. La producción de aire comprimido se llevaba un 12 % del consumo total, el equivalente – para seguir con el mismo ejemplo – al consumo de 120 de esos 1000 hogares.

Con el fin de optimizar esta situación usando los últimos avances técnicos, se puso en marcha un proyecto interno bajo el mando del director de proyectos, Thomas Brünig (responsable de la gestión de energía), y el director de mantenimiento, Ferdinand Kremer, cuyo objetivo era adquirir compresores high-tech de alta eficiencia energética con todo el equipamiento correspondiente. Las piedras angulares para la definición de objetivos en dicho proyecto eran, naturalmente, optimizar los valores de consumo de energía, reducir la necesidad total de mantenimiento y, sobre todo, conseguir la disponibilidad máxima posible del aire comprimido para poder contar con “un suministro de aire comprimido sin incidencias 24 horas al día, los 7 días de la semana”. Además, el nuevo sistema de aire comprimido debía contar con la redundancia necesaria en caso de mantenimiento o reparación y, cómo no, estar preparado para ampliaciones futuras.

“Desde nuestro punto de vista, KAESER presentaba la ventaja de ofrecer un concepto ecológico y completo que pudimos poner en práctica con la nueva estación de aire comprimido.”
Thomas Brüning (director de proyectos, gestión de energía)

Demanda de aire comprimido en la fabricación de parquet

Tratamiento de la madera en ter Hürne

Para el acabado de superficies, ter Hürne apuesta por materiales naturales, como el
aceite de linaza o la nogalina.

La importancia del uso del aire comprimido en esta empresa de la madera queda del todo claro haciendo una visita a sus instalaciones. Al entrar en la nave de 45 000 m2 se percibe un sonido ajetreado de silbidos y pulsaciones, mezclado por doquier con el agradable olor a madera y que revela al visitante de inmediato que en esta empresa se trabaja intensamente con aire comprimido.

La mayor parte del aire comprimido se consume en los equipos que mecanizan los recubrimientos para suelos. Entre ellos se cuentan, por ejemplo, prensas, formateadoras, lijadoras y barnizadoras, pero también toda la tecnología de control y procesamiento, porque el aire comprimido se usa también para la limpieza y el accionamiento de estos equipos.

Sala de aire comprimido con equipos KAESER

Cuatro compresores de tornillo KAESER suministran el aire comprimido de modo confiable, y tres secadores refrigerativos de bajo consumo SECOTEC se encargan de su secado.

Y no debemos olvidar que el aire comprimido se utiliza igualmente para las instalaciones técnicas del edificio, como son la filtración del aire ambiental o la apertura y cierre de puertas. Para que todas estas distintas funciones marchen de manera confiable y durable 24/7, el equipo del proyecto llevado por Thomas Brüning y Ferdinand Kremer adquirió la nueva estación de aire comprimido de la marca KAESER. El aire comprimido con un nivel de presión de 6,5 bar proviene desde entonces de dos compresores de tornillo de velocidad variable modelo CSD 105 SFC y otros dos compresores de tornillo CSDX 140. Los equipos de esta nueva generación CSD/CSDX están equipados con motores de reluctancia y convertidores de frecuencia perfectamente ajustados entre sí que forman sistemas de accionamiento de alta eficacia. En ellos se aúnan las ventajas de los motores síncronos y asíncronos, combinando una regulabilidad ideal con robustez y facilidad de mantenimiento. La alimentación del sistema apagachispas corre a cargo de un eficiente y compacto compresor de tornillo KAESER SX 6, mientras que 3 secadores de bajo consumo SECOTEC TF 230 asumen el secado del aire comprimido.

Pero lo más destacado es el sistema de control central remoto acorde a estándares industriales: el SIGMA AIR MANAGER 4.0, que supervisa todos los componentes de la estación de compresores de manera permanente y los regula para que operen como un equipo perfecto. El controlador calcula el uso óptimo de los equipos para conseguir la máxima eficiencia energética, y el mantenimiento predictivo reduce los costos y permite prescindir de revisiones innecesarias.

nave de producción de ter Hürne

En las modernas naves de producción, que ocupan 45 000 m2, se crean soluciones para suelos saludables e inteligentes con exigencias de calidad alemanas.

La importancia del uso del aire comprimido en esta empresa de la madera queda del todo claro haciendo una visita a sus instalaciones. Al entrar en la nave de 45 000 m2 se percibe un sonido ajetreado de silbidos y pulsaciones, mezclado por doquier con el agradable olor a madera y que revela al visitante de inmediato que en esta empresa se trabaja intensamente con aire comprimido.

La mayor parte del aire comprimido se consume en los equipos que mecanizan los recubrimientos para suelos. Entre ellos se cuentan, por ejemplo, prensas, formateadoras, lijadoras y barnizadoras, pero también toda la tecnología de control y procesamiento, porque el aire comprimido se usa también para la limpieza y el accionamiento de estos equipos.

Fotos fuente: ter Hürne GmbH & Co. KG, KAESER Kompressoren

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *